La bacteria Legionella neumophila se ha convertido en un problema sanitario de primera magnitud porque provoca casos de neumonías, con internamientos hospitalarios, y en algunos casos incluso la muerte. Ante estos hechos ha sido publicado el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, en el que se establecen los criterios higiénicos sanitarios que deben cumplir las instalaciones de uso público o colectivo, en materia de prevenir y controlar la diseminación de la bacteria legionella. En éste, se contemplan todos los tipos de intervenciones que hay que realizar, para tener controladas las instalaciones susceptibles de generar aerosoles que puedan transportar en esas microgotas de agua, la bacteria legionella.

Las instalaciones incluidas en el Real Decreto, que deben garantizar que con sus medidas preventivas específicas prevengan la aparición de la bacteria legionella, son las siguientes:

  • Torres de refrigeración y Condensadores evaporativos.
  • Sistemas de Agua Fría de Consumo Humano (AFCH).
  • Sistemas de Agua Caliente (ACS).
  • Sistemas de Agua contra Incendios.
  • Sistemas de Agua de Riego.
  • Fuentes Ornamentales.
  • Jacuzzis y bañeras de hidromasaje.
  • Humificadores ambientales.
  • Túneles de lavado de coches.
  • Etc., etc.

Nuestra empresa ha desarrollado un departamento específico para realizar los distintos Programas de Mantenimiento anuales, sea cual sea el tipo de instalación, y siguiendo los Protocolos de Trabajo descritos que marca el RD. 865/2003, así como los que se describen en las Guías Técnicas publicadas por el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *